¿Cómo hacer un Estado Financiero Personal?

Un estado financiero personal es una hoja de ruta esencial para comenzar a equilibrar nuestras finanzas personales. A través del estado financiero personal podrás ver tu situación económica actual y como mejorarla para lograr los objetivos que deseas. Hoy aprenderás conmigo a cómo hacer un estado financiero personal

estado financiero personal
Aprende como obtener una lectura completa de tus finanzas personales con un estado financiero personal

El lograr el equilibrio dentro de las finanzas personales requiere de planeación, organización y mucha dedicación, pero para ello, primero debemos saber donde nos encontramos parados actualmente.

Existe una herramienta de las finanzas que nos puede permitir establecer un mapa del tesoro para nuestras finanzas personales: el estado financiero personal es una herramienta que nos muestra tanto nuestros ingresos como nuestros gastos, así como los activos y pasivos que tenemos en un momento determinado de nuestra vida.

Si bien al leer sobre estado financiero personal el término te puede parecer un poco complicado, ¡no te preocupes! Hoy aprenderás todo lo necesario sobre cómo hacer un estado financiero personal.

¨Piensa en el Estado Financiero Personal como un Mapa del Tesoro para descubrir nuestra riqueza neta y nuestra capacidad de endeudamiento¨

¿Qué es un Estado Financiero Personal?

Un estado financiero personal es una herramienta que te vendrá de mucha ayuda si deseas poder sanear y mantener equilibradas tus finanzas personales.

En su modelo más simple, un estado financiero personal es una hoja de ruta que nos muestra tanto nuestro flujo de ingresos y gastos como nuestros activos y pasivos en un momento determinado, para que puedas seguir mejor el rastro de hacia dónde fluye tu dinero mes a mes.

¨El Estado Financiero Personal es una Hoja de Ruta que nos muestra adónde va nuestro dinero mensualmente¨

¿Cómo hacer un Estado Financiero Personal?

¨El Estado Financiero Personal está compuesto por dos partes: Flujo de Efectivo y Riqueza Neta. Ambos te dirán como se encuentra tu Salud Financiera¨

Paso 1: Flujo de Efectivo

Ahora bien, para determinar cuáles son tus ingresos y egresos – lo que mejor se conoce como flujo de efectivo -, debes tomar una hoja de Excel, o Aplicación para controlar tus finanzas como Fintonic o Whallet y hacer un listado de los mismos, este sería un ejemplo:

Ingresos:

  • Salario
  • Dividendos por inversiones
  • Ganancias por venta de libros en Amazon
  • Pago por intereses de cuenta de ahorros, prestaciones, etc

Gastos:

Fijos:

  • Pago de luz, agua, gas, comunidad, pago del móvil
  • Pagos de tarjetas de crédito
  • Combustible para el coche
  • Educación de los niños
  • Pagos de los seguros – coche, vivienda, personal –
  • Gimnasio
  • Alimentación
  • Pago mensual de impuestos

Discrecionales:

  • Salidas a comer
  • Salidas al cine
  • Comprarte ropa, zapatos nuevos…
  • Ir a la disco con tus amigos
  • Viajar un fin de semana a otra ciudad…

Para ello, apóyate en tus estados de cuentas bancarios, así como en los estados de tus tarjetas de crédito en los que puedes detallar mejor si tus dinero se va en lo que se consideran como gastos hormiga – los discrecionales – o los demás…

Ahora bien, si restas tus gastos mensuales a tus ingresos por cada mes, obtendrás tu flujo de efectivo; es decir, con cuánto dinero cuentas al final de cada período. Si tu cifra es negativa, ¡cuidado! Tus finanzas están en serios problemas que deberás comenzar a resolver.

 

Paso 2: Determina tu riqueza neta

Después de saber con cuánto dinero cuentas cada mes – o no -, es momento entonces de saber cuál es tu patrimonio total; o en otras palabras, tu riqueza neta.

Si estás usando Excel para estos cálculos, puedes abrir otra hoja de cálculo y colocar 2 columnas: en una de ellas vas a enumerar todos tus activos, y en otra todos tus pasivos…

Te explico:

  • Activos es todo aquello que posees y tiene valor: criptomonedas, acciones, relojes de marca, coche, vivienda, electrodomésticos, arte o piezas de ropa originales, plan de pensión o de ahorros, seguro de vida, etc.

Aquí va todo aquello que podrías vender en caso de necesitarlo, y deberás colocarlo por orden de liquidez – es decir, aquello que se pueda vender en menor tiempo y a mayor valor -.

Al momento de valorar tus posesiones personales, toma como regla ficharla a un 30% del valor en lo que los pagaste – joyas, relojes, ropa – y 5% para muebles, electrodomésticos, entre otros.

  • Pasivos: Aquí va todo lo que tienes pendiente por pagar y lo puedes clasificar por el tamaño de tu deuda – desde la más grande a la menor – (esta es la forma más aconsejada).

Por ejemplo, primero iría una hipoteca – de poseerla – , préstamos personales para el pago de universidades y coches, pagos de las tarjetas de crédito, entre otros.

Finalmente, al total de tus activos debes restarle la cantidad final de tus pasivos, y a este monto lo llamaremos riqueza neta.

 

El resultado Final es tu Estado Financiero Personal

¿Tus gastos superan a tus ingresos? ¿Tienes problemas para llegar a final de mes? ¿Cuál es tu capacidad de endeudamiento? ¿Tienes demasiadas deudas por pagar? ¿Para poder llegar a estar solvente tendrías que vender algunos de tus activos? Y, de ser así ¿Cuáles o cuántos serían?

¨Usa el Estado Financiero Personal cuando desees ver con claridad el curso de tus Finanzas Personales, así para establecer metas financieras a corto, mediano o largo plazo¨

 

Con este ejercicio podrás ver con mejor claridad el estado de tus finanzas personales al momento, y si es con la ayuda de apps para llevar un registro mensual, podrás ver también si los ajustes que haces para mejorar tus finanzas personales están dando el resultado que esperabas.

Un estado financiero personal también es una excelente forma de poder establecer metas financieras a corto, mediano y largo plazo.

Con solo restringiendo tus gastos discrecionales y monitoreando los fijos podrías lograr tus objetivos financieros de ser necesario, como por ejemplo, la creación de un fondo de emergencias que es muy importante, tanto como para resguardar tu salud financiera como para darte paz mental.

Lo bueno de hacer estados financieros a través de aplicaciones o Excel, es que podrás comparar todos los estados financieros anteriores y así determinar los cambios que deben hacerse, y podrás también incluir gastos o ingresos que al momento no tuviste en cuenta, cosa que es más difícil de hacer cuando se hace con lápiz y papel.

Este estado financiero personal lo puedes realizar de forma mensual, trimestral o semestral, todo dependerá de tus objetivos financieros.

 

 


CLASE GRATUITA


3 PRINCIPIOS FINANCIEROS PARA

CONSEGUIR SEGURIDAD FINANCIERA

Y cambia el rumbo de tus finanzas desde hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *