Finanzas personales para autónomos: 5 Consejos

finanzas personales para autonomos
¿Eres autónomo y no sabes cómo separar tus finanzas de las de tu negocio? Aquí te enseñamos cómo

¿Eres autónomo y tienes serios problemas a la hora de separar tus finanzas de las de tu negocio? Aquí te dejamos 5 Consejos de Finanzas Personales que puedes aplicar para sanar tus finanzas y no morir en el intento

De acuerdo al Ministerio de Trabajo y Economía Social, la cifra de autónomos registrada para el mes de marzo de 2022 en España fue de 3.323.536.

Sin embargo, cada día son más las personas que aspiran tener libertad de trabajar en algo que realmente les apasione, en los horarios que ellos consideren apropiados para vivir plenamente su vida.

Ahora bien, quizás ya estás en camino a convertirte en un autónomo o ya estás en ello; pero si algo es cierto es que nadie ofrece la ayuda necesaria para aprender a gozar de unas finanzas saludables y balanceadas cuando se trabaja de forma independiente.

Cada día más personas se arriesgan a seguir sus sueños. Aprende lo esencial en finanzas personales para no morir en el intento

Por esta razón, hoy te ofrezco 5 consejos para poder poner en orden tus finanzas personas ¡sin morir en el intento!

Finanzas personales para autónomos: 5 Consejos

Cuando se comienza la vida de autónomo, hay algunos gastos en los que tendrás que incurrir, tus ingresos variarán de mes a mes y habrá también contingencias laborales que deberás resolver.

Para evitar que ello se convierta en un verdadero dolor de cabeza, aquí tenemos 5 consejos con los cuales comenzar a organizar tus finanzas personales como autónomo:

#1 Separa tus gastos personales de los de tu negocio

Lo primero que debes hacer para equilibrar tus finanzas como autónomo es desglosar todos tus gastos, para de esta forma identificarlos y separarlos entre gastos personales y los de tu emprendimiento.

Para ello, puedes usar una hoja de Excel o de papel, donde colocarás todos los gastos a los que incurres mes a mes – fijos y variables. Seguidamente, determinarás si los gastos que has anotado corresponden a tu hogar o a tu empresa, y luego de sumarlos separadamente obtendrás el promedio de gastos mensuales tanto de tu estilo de vida como de tu negocio.

Con este ejercicio podrás ver cuáles gastos son esenciales y cuáles no, lo que te permitirá optimizar tus gastos.

Lo primero que debes hacer para tener unas finanzas saludables como autónomo es separar tus gastos personales de los de tu negocio

#2 Adopta un sistema que te permita llevar control de tus ingresos

Luego de tener bien claro los gastos tanto de tu estilo de vida como de tu negocio, ha llegado la hora de registrar también tus ingresos mensuales como autónomo.

Algunos de ellos pueden ser fijos – un contrato a corto plazo con un cliente – y otros variables, por lo que te recomendamos anotar todo el dinero que ingresa a tu cuenta en una hoja de Excel para saber cuánto dinero produces mes a mes.

Seguidamente, deberás restarle a este monto el de los gastos mensuales previamente obtenidos, para poder asignar el dinero de tu trabajo como autónomo a los gastos más importantes de tu día a día.

Recuerda hacer este paso mes a mes, con el fin de hacer ajustes de ser necesario.

#3 Utiliza cuentas bancarias separadas

Cuentas bancarias separadas te podrá permitir ver más claramente de dónde llega y hacia dónde va tu dinero y, a la par, te hará la vida más fácil.

El tercer paso para optimizar tus finanzas como autónomo es entonces abrir y usar de forma adecuada cuentas bancarias separadas para tu hogar y tu emprendimiento.

Cuentas claras harán que tu salud mental y financiera sean más saludables, así que no dudes en tomar esta decisión lo más pronto posible.

El tener cuentas separadas y asignarte un sueldo hará que tu negocio sea sustentable en el tiempo

#4 Asígnate un sueldo

El cuarto paso para hacer de tus finanzas como autónomo un éxito sustentable, es asignarte un sueldo.

Compórtate de la misma forma en la que estuvieses trabajando para un tercero, asignándote un sueldo fijo que sea lo suficiente para cubrir tus gastos tanto fijos como variables.

El monto de este sueldo dependerá de muchas variables como: tu estilo de vida, la fase en la que se encuentra tu negocio, tus objetivos financieros, si posees otras fuentes de ingresos, etc.

Incluye este sueldo en la estructura de costos de tu negocio, y adminístralo mensualmente como lo harías con una nómina tradicional.

Al saber cuánto debes vender para poder cubrir tu estilo de vida, el único límite lo pones tú

#5 Encuentra el punto de equilibrio de tu negocio

Finalmente, ya cuando tienes a mano tus gastos fijos y variables, tus posibles ingresos mensuales y tu sueldo establecido, con ello puedes determinar el punto de equilibrio de tu negocio.

El punto de equilibrio es un término que implica el número de ventas mínimo que necesitas para poder cubrir todos tus gastos – incluyendo tu salario -.

Así, sabrás que, al llegar a 10 ventas, por ejemplo, habrás cubierto todos tus gastos del mes, por lo cual podrás determinar cuánto deseas trabajar cada mes para ahorrar, invertir o destinar algún tiempo extra a descansar.

Con una estructura de costos establecida, pero, lo más importante, cumpliéndola cabalmente mes a mes, el límite del crecimiento de tu negocio lo pones tú.


CLASE GRATUITA


3 PRINCIPIOS FINANCIEROS PARA

CONSEGUIR SEGURIDAD FINANCIERA

Y cambia el rumbo de tus finanzas desde hoy.